11150997_s-1-1280x720
Written by Iñaki Barredo

VIVIENDA ALQUILADA EN CASO DE DIVORCIO

Qué ocurre con el contrato de alquiler

El hogar familiar puede ser en propiedad o alquilado, y en estos casos la problemática con la que nos encontramos es que intervine un tercero, que en este caso es el arrendador de la vivienda, que tiene la última palabra al respecto.

En estos supuestos de alquiler o arrendamiento de la vivienda familiar, un parámetro a tener en cuenta es precisamente el contrato de alquiler, y sobre todo cuando el mismo solo está suscrito por uno de los cónyuges. En estos casos, y siguiendo la normativa vigente, esta cuestión deberá comunicárselo al propietario-arrendador de la vivienda, en el plazo de 2 meses desde que se dicte una resolución judicial en la que se adjudica el uso al cónyuge no arrendatario, quien puede optar en su caso pro la rescisión.

Por lo tanto, como conclusión, en caso de alquiler de viviendas, debe examinarse al detalle el contrato suscrito, las partes dl mismo, y los términos y cláusulas recogidas en el mismo.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *