Abuelo-nieta_TINIMA20141013_0257_3
Written by Iñaki Barredo

SINDROME DEL ABUELO ESCLAVO: PÉRDIDA DE CUSTODIA

PADRE DIVORCIADO PIERDE CUSTODIA HIJO POR DEJARLO DE MANERA SISTEMÁTICA CON SUS ABUELOS

 El síndrome del abuelo esclavo

La vida laboral actual, las prisas y las múltiples ocupaciones, tanto de los hijos como de los padres, nos obligan en numerosas ocasiones a acudir al “auxilio” o ayuda de los abuelos, para que nos cubran, y por  lo tanto lleven a  nuestros hijos a extraescolares, les den de cenar, les ayuden a hacer los deberes……

Todo esto es algo conocido y admitido en los Juzgados, donde la red familiarresulta en muchas ocasiones de vital importancia para llegar a todas las actividades de nuestros hijos.

Pero como todo, tiene un límite. Y en casos extremos, los Juzgados pueden plantearse retirar la custodia a aquellos progenitores que “deleguen” de manera reiterada, sistemática y continua el cuidado de sus hijos en los abuelos.

Incluso, existe ya una denominación, el síndrome del abuelo esclavo, que está suponiendo incluso un trastorno médico para aquellos abuelos, que, en la idea de disfrutar de su merecida jubilación, se encuentran con otro “trabajo, como es el cuidado de sus nietos.

Ha sido una Sentencia dictada por la Audiencia Provincial de A Coruña (7-2-2019), la que ha decidido retirar la custodia compartida a un padre, por delegar de manera reitera y sistemática el cuidado de sus hijos a los abuelos. En esta línea, el tribunal matiza que “una cosa es que, en casos puntuales, pueda verse obligado a pedir ayuda a los abuelos del menor para su cuidado”, pero no que sean estos los que directamente cuiden y se encarguen de su nieto. Se trata de funciones que son de obligado cumplimiento para el padre, “sin que pueda exonerarse de estas o considerarlas cumplidas” a través de los abuelos. Asimismo, la sala rechaza el argumento del padre, que alegaba que, en la actualidad, al encontrarse en paro, tendría más tiempo para cuidar de su hijo, y dictamina que el progenitor no cumplió con el sistema de convivencia.

Por lo tanto, y en una situación donde se solicitan a menudo custodias compartidas, debemos primero examinar si vamos a ser capaces de cumplir con ella, ya que, en caso contrario, podemos ver retirada esa custodia.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *