contrato-letra-pequena
Written by Iñaki Barredo

LA LETRA PEQUEÑA DEL COMPROMISO DE EMPLEO DE 6 MESES TRAS ERTES

Un compromiso de empleo a medias…… 

Si nos quedamos con solo el titular que se ha publicado desde los diferentes medios de comunicación, parece claro que no se puede despedir en los 6 meses siguientes tras la finalización de los ERTES por Fuerza Mayor.

Ese ha sido el mensaje que se ha trasladado desde los diferentes medios e incluso así se ha dado a entender desde el Gobierno.

La realidad es que tras la publicación del Real Decreto- Ley 18/2020, de 12 de mayo de Medidas Sociales en Defensa del Empleo, el propio título del mismo auguraba una defensa férrea.

Pero la realidad es que, tras la publicación y la lectura de mismo, y concretamente en la Disposición Final Primera-Tres, se desgrana y detalla cómo de be aplicarse ese compromiso de empleo durante los 6 siguientes meses a la finalización del ERTE.

Y la realidad es que existen un par de ventanas de salida para incumplir ese compromiso, donde una tiene una cierta razonabilidad, pero la segunda genera una importante indeterminación lo cual conlleva a la indefensión a la hora de su interpretación.

El primero de los motivos de incumplimiento es que no pueda realizarse la actividad objeto de contratación. Esto parece lógico, y si dicha actividad no se puede llevar a cabo tras el ERTE, ese compromiso de empleo no se puede cumplir.

Pero la segunda de esas ventanas, es la relativa a que “concurra un riesgo de concurso de acreedores”, lo que ya conlleva una generalidad, por cuanto y si bien es cierto se remite a los requisitos del artr. 5-2 de la Ley Concursal, la realidad es que tampoco exige que se inste o solicite dicho concurso,. Esta circunstancia puede conllevar magníficos informes económicos, que validen dicha propuesta y que queda exenta de la validación judicial por cuanto no exige la solicitud de Concurso judicial de acreedores.

 

Veremos cómo se van resolviendo estas cuestiones en los tribunales ya que mucho me temo que serán objeto de encarnecidos debates.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *