90
Written by Iñaki Barredo

EL TS PERMITE DEJAR DE PAGAR LA PENSIÓN DE ALIMENTOS A LOS HIJOS “DESAGRADECIDOS”

Si se demuestra que la situación es imputable a los jóvenes, se puede justificar el dejar de pagar los gastos

Los padres divorciados no tienen obligación de mantener de por vida a sus hijos. Una vez alcanzada la mayoría de edad, los progenitores pueden alegar determinados motivos por los que consideran que los hijos ya no son merecedores de ese derecho. El mal rendimiento académico de los jóvenes que, alcanzada determinada edad, tampoco trabajan ni lo intentan, es una de las razones más habituales por las que los tribunales les retiran la pensión alimenticia.

Esta sentencia del TS de 19 de febrero de 2019 un nuevo motivo por el que los padres pueden solicitar la extinción de dicha obligación: el total desapego y falta de relación de los hijos con sus padres siempre que esta situación sea achacable principalmente a los jóvenes y se acredite plenamente. El Alto Tribunal parece abrir así la puerta a una realidad social, la de padres o madres que se limitan a sufragar los gastos de sus hijos sin que estos quieran verlos ni tener relación con ellos.

El progenitor alega con respecto a dos hijos de 20 y 25 años:

1.- Disminución de su capacidad económica

2.- Falta de aprovechamiento de los estudios de sus hijos

3.- Nula relación personal con los jóvenes, a los que no veía desde hacía 8 años.

Una Absoluta desafección/ Total desapego.

Si bien tanto en primera instancia como en aplecaiópn dieron la raxzón al padre, el Tribunal Supremo, en cambio, dio la razón a la exmujer. Concluyó que, pese a que la situación alegada puede motivar la extinción de la pensión a favor de hijos mayores de edad, no se había demostrado suficientemente que la ruptura de la relación fuera imputable, de manera “principal y relevante” a los jóvenes. Esta es, subraya el Supremo en su sentencia, una cuestión determinante para considerar extinguida la manutención por este motivo. Y es que, según reiterada doctrina y jurisprudencia, las causas de extinción de la pensión de alimentos deben ser interpretadas de manera restrictiva y rigurosa. Así pues, admitiéndose como posible motivo para poner fin a la pensión, debe demostrarse que la falta de relación con los hijos mayores de edad es imputable a los jóvenes.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *