Written by Iñaki Barredo

PLAZO PREAVISO EN CASO DIMISIÓN TRABAJADOR

RECIENTE: STS del 7 de abril de 2021 TS 7-4-21, EDJ 539766

Uno de los sindicatos del sector tránsito aéreo (USCA) plantea demanda de impugnación de convenio colectivo  solicitando que se declare ilegal, por abusivo, el precepto del convenio que establece un plazo de preaviso de 5 meses en caso de dimisión o baja voluntariade los controladores de tránsito aéreo

PENALIZACIÓN TRABAJADOR: De incumplirse este plazo, el trabajador debe abonar a la empresa tantos días de salario como días de preaviso omitidos. 

JUSTIFICACIÓN PREAVISO LARGO DE 5 MESES: El propio convenio colectivo señala que este personal requiere de una importante carga formativa y de preparación que se debe acreditar y superar para ser habilitadoy poder prestar servicios, teniendo en cuenta las especiales dificultades de adecuación y aptitud personal que tienen estos procesos de selección.

SOLUCIÓN T.S.: El TS recuerda  que en caso de dimisión del trabajador, el plazo de preaviso se establece por  el convenio colectivo o la costumbre del lugar(ET art.49.1.d). No está previsto ningún plazo legal ni ninguna limitación cuando lo fija el convenio aplicable. 

La FINALIDAD  de esta figura es proteger los intereses de la empresa para prevenir los perjuicios derivados de una intempestiva ruptura de la relación laboral, y adoptar en ese tiempo las medidas oportunas. Respecto de la penalización por su incumplimiento, reitera que se puede pactar perfectamente en el convenio colectivo, y así evita la necesidad de acreditar un perjuicio y la concreción de su cuantía.

Por todo ello, en este caso concluye que tanto el plazo de preaviso de 5 meses como la penalización por su incumplimiento no pueden considerarse abusivos, teniendo en cuenta las peculiaridades que tiene el sector.

Written by Iñaki Barredo

TELETRABAJO: CUÁNDO ES ACCIDENTE LABORAL

Al realizar parte de sus obligaciones desde su domicilio, se presume que el trabajador está realizando las mismas en el lugar y tiempo de trabajo al momento del fallecimiento, sin que sus antecedentes de tabaquismo y obesidad destruyan la presunción.

 TSJ País Vasco 15-9-20, EDJ 805083

La situación  es la siguiente: Un empleado trabaja como comercial en la zona norte de España, donde su empresa no tiene oficina física, por lo que realiza visitas programadas a los clientes y trabajos administrativos desde su domicilio (lugar de trabajo). Tiene antecedentes de tabaquismo, obesidad y angina estable. Encontrándose en su domicilio en horario laboral, fallece por un infarto agudo de miocardio.

Su viuda solicita que su fallecimiento sea declarado derivado de accidente de trabajo y, por consiguiente, le sea reconocida la pensión de viudedadcon las consecuencias económicas derivadas de dicha contingencia. Tanto la mutua como el INSS y posteriormente el Juzgado de lo Social desestiman su pretensión.

Recurrida la sentencia en suplicación, el TSJ  estima el recurso por aplicación incorrecta de la NORMATIVA SOBRE PRESUNCIÓN DE LOS ACCIDENTES DE TRABAJO y la jurisprudencia que la interpreta, en base a lo siguiente (LGSS art.156):

– el infarto del trabajador es un hecho súbito que se desencadena en tiempo y lugar de trabajo, por lo que se presume iuris tantum que es accidente de trabajo, lo que la mutua no ha destruido;

– igualmente se presume ex lege que está realizando alguna de las tareas administrativasque desarrolla en su domicilio, lo que exige calificar el fallecimiento como un accidente de trabajo;

– es la parte  que niega la contingencia la que ha de probar la ruptura del nexo causal, lo que es difícil en los casos de las lesiones cardiacas; en este caso, que la actividad que estaba realizando el trabajador no tenía nada que ver con su cometido profesional, lo que no consta;

– los antecedentes cardíacos no son suficientes para destruir ni la presunciónni la calificación de accidente de trabajo, ya que no se puede excluir la intervención del trabajo como factor desencadenante de la crisis.