gastos-hipotecarios
Written by Iñaki Barredo

Hipoteca: recupera también los gastos notariales

Recupera los gastos hipoteca y de la cláusula suelo

Con la sentencia del Tribunal Supremo de diciembre de 2015, podrás recuperar no solo los gastos derivados de la cláusula suelo, sino también los gastos derivados de la gestión bancaria de la hipoteca y que el banco o caja te impuso sin posibilidad de negociación. El Tribunal Supremo dictó una extensa sentencia en la que analizaba diversas cláusulas de los contratos hipotecarios, determinando en cuáles pueden considerarse abusivas.

El Tribunal supremo explica que si bien la concesión del préstamo beneficia al consumidor (pues obtiene dinero para comprar su inmueble) la inscripción de la hipoteca en el registro tiene como finalidad garantizar al banco el cobro posterior de la misma. Establecido este punto el Tribunal Supremo considera abusivo que el banco obligue al consumidor a asumir los costes de la inscripción registral de esta garantía para el Banco. Además de considerar abusivos cargar los gastos de hipoteca al consumidor cuando el beneficiario de la inscripción es el banco, el Tribunal Supremo se ampara en el artículo 89.3 de la Ley de Consumidores y Usuarios, este artículo considera abusiva: “la transmisión al consumidor de los gastos de documentación y tramitación que por ley corresponda al empresario”.
Los gastos que puedes reclamar son los siguientes:
1.- Factura NOTARIA correspondiente a la Escritura de Préstamo Hipotecario.
2.- La TASACIÓN de la vivienda
3.- La factura del REGISTRO DE PROPIEDAD por la inscripción de la Hipoteca
4.- El IMPUESTO DE ACTOS JURÍDICOS DOCUMENTADOS al que se encuentra sujeta y no exenta la Escritura de Préstamo Hipotecario
5.- Gastos de GESTORÍA, siempre y cuando su intervención se haya impuesto por el Banco.

Por ejemplo, y solo con relación a estos gastos por una Hipoteca de 150.000 € se pueden recuperar unos 3.100 €, más los gastos de la cláusula suelo.

Desde Barredo Abogados, te recomendamos comenzar con una reclamación a través o bien de la sucursal bancaria donde contrataste el préstamo hipotecario, o bien dirigiéndote directamente al Servicio de Atención al Cliente que tienen todas las entidades bancarias. Muchas veces con esta reclamación, lo mejor fundada posible, es suficiente. En caso de obtener negativa o que la entidad bancaria no de respuesta a tu escrito no dudes con consultarnos.